CONCACAF Nations LeagueDestacadoSelecciones Nacionales

Costa Rica apeló a la casta para conquistar Willemstad

Victoria con exceso de sufrimiento en el Caribe 1-2 ante Curazao

Foto: Prensa Fedefutbol

Cuando hay en el campo un equipo con casta, capacidad de golpear y de aguantar el embate rival, existe una alta posibilidad de éxito en la operación. Costa Rica tuvo eso, aunque hay que tomar en cuenta que sufrió muchísimo para sacar tres puntos vitales al derrotar 1-2 a Curazao y tomar la cabeza del Grupo D de la Liga A de la Liga de Naciones de la Concacaf.

El partido fue un camino de espinas para la Nacional pero que encontró en un providencial Esteban Alvarado, la bola quieta y la gran lectura de Ronald Gonzalez para sacar petróleo en Willemstad en un duelo que tuvo varios capítulos.

Ahogamiento en salida

La Sele empezó el partido presionando la salida de Curazao siendo el arma más efectiva con la que podía generar el mayor daño posible. El equipo patrio sin balón era más peligroso que los propios locales quienes tenían la pelota en su poder.

Tal fue la presión que se ejerció que al minuto 13 en una mala salida local y también mucho tuvo que ver el pressing tico, José Guillermo Ortiz fue derribado en el área en la que el central mexicano Marco Ortiz pitó la falta de penal, misma que Johan Venegas no desaprovechó para darle a la Tricolor la ventaja parcial.

Embriagados por el gol

Después del gol, Costa Rica cayó en un estado de relajación fatal para cualquier equipo, sino que lo diga Juninho Bacuna que recuperó un balón en su campo de Marvin Angulo, éste se fue por toda la cancha, centró al área y Rangelo Janga quien le robó la espalda a Kendall Waston marcó de cabeza el empate.

Curazao al conseguir el empate encimó a Costa Rica de forma tal llevó a la Sele a estar parada en un espacio de 30 metros de su campo para defender. Para fortuna de la Nacional los caribeños no pudieron aprovechar esa presión y posesión.

Presionar, controlar, repetir

La Sele pudo por fin recuperar la pelota para mantenerla en su poder los últimos 15 minutos de la inicial donde logró generar pases en corto buscando romper la barrera caribeña, sin embargo, al igual que los locales, los ticos no pudieron dar el puntillazo para marcar el segundo.

En la parte complementaria la tónica del final de la primera parte continuó con Costa Rica tratando de llegar al marco de Eloy Room pero las imprecisiones hicieron acto de escena tanto para la casa como para la visita.

En los primeros 15 minutos no hubo acciones de peligro a destacar por la cantidad de pases errados. Si lo vemos desde el punto de vista táctico, la presión en zona media de ambos fue fuerte.

Una roja que varió todo

El desorden del partido afectó en demasía a Ricardo Blanco quien en cuestión de 11 minutos recibió dos amarillas para salir expulsado y dejar con diez a la Sele en el 64’. Esto fue trascendental para el trajín restante del partido ya que a la Tricolor le costó recuperarse ante la presión de los azules.

En eso apareció la figura del mejor portero del mundo juvenil en 2009, Esteban Alvarado, quien sacó una pelota a lo Iker Casillas en Glasgow tras un remate a quemarropa de Elson Hooi y de forma milagrosa el titular del Herediano sacó de la línea.

Y se impuso la casta

Costa Rica tuvo serios problemas en gran parte de la segunda parte gracias a la presión de Curazao, pero como equipo mundialista que es, sacó la casta cuando tenía que aparecer.

Los cambios de Ronald González y la bola quieta fueron las armas perfectas para romper con un partido de esa magnitud de dificultad.

Al minuto 85 llegó ese gol tan ansiado como necesitado por medio de una vieja fórmula, el cabezazo de un central. En esta ocasión fue Francisco Calvo quien logró marcar de cabeza tras un magistral tiro de esquina de Randall Leal.

Con el 1-2 se esperaba un sufrimiento grande por mantener el resultado y así fue ya que Curazao encimó a la Sele con balones aéreos y donde Alvarado apareció como gran figura para dar la seguridad que el equipo ocupaba.

Con el pitazo final de Ortiz la Sele se trajo tres puntos sudados, duros pero llenos de casta y confianza para el juego del próximo domingo ante Haití en San Juan de Tibás.

Síntesis del partido

1 Curazao: Eloy Room, Leandro Bacuna, Shemar Martina (Darryl Lachman al 68’), Jurien Gaari, Gevaro Nepomuceno, Juninho Bacuna, Jeremy de Nooijer, Elson Hooi, Brandley Kuwas, Roly Bonevacia (Charlison Benshcop al 73’) y Rangelo Janga. DT: Remko Bicentini.

2 Costa Rica: Esteban Alvarado, Kendall Waston, Giancarlo González, Francisco Calvo, Ricardo Blanco, Ronald Matarrita (José Miguel Cubero al 73’), Celso Borges, Marvin Angulo (Keysher Fuller al 69’), Johan Venegas, Jonathan Moya (Randall Leal al 69’) y José Guillermo Ortiz. DT: Ronald González.

Goles:
0:1 Johan Venegas al 14’ de penal
1:1 Rangelo Janga al 20’
1:2 Francisco Calvo al 85’

Expulsados:
Ricardo Blanco al 64’ por doble amarilla.

Amonestados:
CUR: No tuvo
CRC: Ricardo Blanco, Kendall Waston, Johan Venegas, Keysher Fuller, Esteban Alvarado

Back to top button
Close
A %d blogueros les gusta esto: