CONCACAF LeagueDeportivo SaprissaDestacado

Deuda pendiente es la nueva historia del Saprissa

Esta noche en San Juan de Tibás será el primer round de la final de la Liga Concacaf

Foto: Prensa Deportivo Saprissa

Desde el 27 de agosto de 1972, en el Estadio Ricardo Saprissa se han escrito tantas historias, desde terror y hasta dramáticas con final feliz como la semana anterior. Esta noche el Deportivo Saprissa se escribirá una nueva novela llamada final de Liga Concacaf ante Motagua de Honduras.

Este cotejo será el partido de ida, el equivalente para los morados a una cita con el destino, sus raíces y una cuenta por cobrar. 

Nuevamente el “La Cueva del Monstruo” se vestirá de gala para recibir una final internacional tras 11 largos años.

La última vez que recibió un juego de estos fue en el año 2008, cuando recibió al Pachuca de México por la Copa de Campeones y Subcampeones de la Concacaf, en ese entonces empataron a uno. Para los morados anotó el defensor Victor Cordero, por los mexicanos concretó Luis Gabriel Rey.

Los números de La Cueva en finales 

El Ricardo Saprissa tuvo su primera aparición en finales de cualquier tipo, el 14 de marzo del 1973 por la Copa de la Fraternidad Centroamericana, los saprissistas vencieron 3-1 al Águila de El Salvador por el partido de vuelta. 

A partir de ahí, “El Monstruo” ha jugado 27 encuentros, de los cuales ganó 15, empató cinco y perdió siete, marcando 43 goles y recibió 25. 

Los morados y su deuda con el Motagua

Saprissa tiene una cuenta pendiente con el Motagua, los catrachos fueron el penúltimo equipo que los saprissistas enfrentaron en una final internacional, exactamente en el difunto Torneo Interclubes de la UNCAF en 2007.

Los azules, guiados por un pletórico Amado Guevara derrotaron a los ticos 2-1 en el marcador global, en San Juan de Tibás igualaron a uno y la vuelta en Tiburcio Carías Andino perdieron 1-0, para alzarse con su único cetro internacional.

La “S” sabe de eso y debe cobrar esa vieja deuda, a pesar de que su historial ante las Águilas es bastante favorable ya que se vieron las caras 15 veces en las que los morados ganaron nueve, empataron cuatro y el Ciclón Azul sólo los venció una vez. El Monstruo perforó la valla Azul en 24 oportunidades y el “Mimado” marcó siete veces.

Con este panorama y si los números hablaran, los morados tienen un alto porcentaje de éxito en esta operación, sin embargo, todos los juegos son diferentes, tanto así que aún a pesar de la ventaja, hay deudas que se deben cobrar. 

Back to top button
Close
A %d blogueros les gusta esto: