Deportivo SaprissaDestacadoLiga Deportiva AlajuelenseLiga ProméricaUNAFUT

En grandioso Clásico no hubo ni revancha ni centena

El primer, y vibrante, Clásico de la década fue como un auténtico Spaghetti Western donde tuvo de todo

Foto: Adriel Ruiz

Cuando un Clásico tiene de todo, literalmente, hay que tener por seguro que será recordado por esos detalles. El Deportivo Saprissa y la Liga Deportiva Alajuelense igualaron 1-1 en un grandioso encuentro donde la emoción, la tensión, la adrenalina, el calor del momento y hasta la vergüenza, sí, hay que tocar eso, fue parte del repertorio del Clásico 323 de la historia.

Si bien es cierto, en la previa se tocó el tema de la revancha morada o del centenar de triunfos manudos, eso quedó de lado. El juego en sí rememora aquellos viejos clásicos Spaghetti Western de Clint Eastwood como el caso del Bueno, el Malo y el Feo, donde en efecto, este partido tuvo todo eso.

Lo bueno fue el juego en sí. Un auténtico partidazo por lo abierto que fue, las opciones de gol y la intensidad del mismo. La malo, las expulsiones tempraneras que condicionaron en parte el encuentro. Y lo feo, pues la barra del Saprissa, la Ultra Morada, que parece estar en plena guerra civil desde sus cimientos.

Al Rojo Vivo

El Clásico arrancó con un Saprissa con una decisión y una misión clara: Anotar. Los primeros minutos de juego, la presión en salida fue asfixiante y no más a los 50 segundos, Johan Venegas tuvo la primera opción de gol para los locales. De inmediato en el saque de puerta, la defensa manuda devolvió la pelota a Leonel Moreira, debutante en Clásicos, quien estuvo a milímetros de perderla ante la presión de Manfred Ugalde, pero resolvió de forma ajustada.

La presión siguió y al minuto 3, una gran jugada de Manfred Ugalde quien filtró un pase a Christian Bolaños que remató de seguido, pero Moreira detuvo el balón de forma correcta.

Las cosas literalmente se ponen al rojo vivo al minuto 10 en la jugada más brava de la inicial. Una acción en la banda derecha de Saprissa con López como protagonista que se quitó la marca de Venegas y cae al suelo. Manfred Ugalde le tiró el esférico al hondureño, y el «10» manudo pateó al joven delantero morado. El resultado: doble expulsión y ambos equipos con diez hombres.

Sin embargo, el Coloso de Tibás se convirtió en un hervidero, a pesar del viento frío típico de la zona, al 16′ cuando en un saque lateral morado de Ricardo Blanco la entregó a Bolaños quien devolvió al «12» tibaseño que pasó en corto a David Guzmán. Éste sacó un magistral centro para Johan Venegas que cabeceó cruzado. Moreira tapó la redonda, pero le quedó a Bolaños para marcar el 1-0. La presión alta hizo efecto.

El sector sur: Una zona de guerra

Entrando al minuto 30 de partido, lo más llamativo para mal fue la batalla campal entre la Ultra Morada y la Fuerza Pública, la cual duró aproximadamente 10 minutos. En el medio de ello, Alajuelense tuvo un tiro libre que Ariel Lassiter tuvo para anotar, pero el balón pasó cerca.

Siguiendo con la guerra civil, porque todo empezó entre los mismos integrantes de la barra, hubo golpes por doquier y sangre en varios de los implicados. Lo llamativo fue la afición morada de las demás graderías gritando «Fuera, Fuera» a la barra organizada morada.

Una verdadera vergüenza fueron esos diez minutos donde se dio una batalla campal en Sol Sur. Un evento que se dejó retratada a Ultra Morada ante el saprissismo que pidió su salida. Foto: Adriel Ruiz.

Fue tal el caos, que el central Henry Bejarano suspendió el juego por unos minutos. La conclusión de esta escena fue que la afición saprissista demostró su descontento con la Ultra, y con toda razón ya que el acto fue sumamente bochornoso.

Luego de la tormenta, llegó la calma, y el juego. La Liga tuvo otra oportunidad con Lassiter tras un pase filtrado de Barlon Sequeira y de la misma forma que en el tiro libre, cruzó la pelota, pero pasó muy cerca del palo de Aarón Cruz.

Cambio de papeles

Al finalizar la etapa inicial, Alajuelense terminó mejor parado que Saprissa, digamos que el parón le dio ese aire a los manudos para sobreponerse a la presión local.

Esto se vio en los primeros minutos de la complementaria cuando Aarón Cruz fue figura gracias a una serie de intervenciones en un solo minuto cuando logró tapar los intentos casi a quemarropa de Marco Ureña y de Bernald Alfaro.

Pero esa muralla de Jericó se iba a romper al 49′ cuando Facundo Zabala logró ganar la banda izquierda, sacó un furibundo remate que de nuevo tapó Cruz, sin embargo, la bola quedó en el área y Jonathan McDonald como goleador que es marcó a placer el empate y su gol 17 en Clásicos.

El papel en la etapa primera fue de Saprissa tomando posesión y Alajuelense cerrando con fuerza el período. Aquí lo que varió fue que los morados buscaron romper el empate, pero el poste en dos ocasiones y el gran accionar de Leonel Moreira lo evitaron.

El primer palo fue después del empate tras una gran jugada de Johan Venegas que remató cruzado y con fuerza, pero reventó el horizontal. El otro fue más inaudito. Christian Bolaños recibe un pase por el sector derecho, el «2» morado le da de seguido y terminó estrellándose de nuevo en el horizontal. Una jugada muy similar al yerro de la semana de Alexander Espinoza el miércoles pasado en Limón, precisamente ante el Saprissa.

Alajuelense tuvo una más cerrando el partido gracias a un cabezazo de Marco Ureña que sacó el ¡uy! de los liguistas que se hicieron presentes al reducto tibaseño.

Un empate justo a todas luces donde al final fue como llamaban nuestros abuelos: «Tuvo de todo como en botica», razón de sobra para resaltar lo grandioso que fue sin importar la vendetta morada de octubre o su centenario ganador manudo ante la «S».

Síntesis del partido

1 Deportivo Saprissa: Aarón Cruz, Jean Carlo Agüero (Michael Barrantes al 52′), Aubrey David, Yostin Salinas, Ricardo Blanco, Walter Cortés (Mariano Torres al 61′), David Guzmán, Marvin Angulo (Ariel Rodríguez al 76′), Johan Venegas, Christian Bolaños y Manfred Ugalde. DT: Walter Centeno.

1 Liga Deportiva Alajuelense: Leonel Moreira, Adolfo Machado, Junior Díaz, José Andrés Salvatierra, Facundo Zabala, Bernald Alfaro, Alexander López, Barlon Sequeira (Dylan Flores al 62′), Ariel Lassiter (Allen Guevara al 78′), Marco Ureña y Jonathan McDonald (José Miguel Cubero al 87′). DT: Andrés Carevic.

Goles:
1:0 Christian Bolaños al 16′
1:1 Jonathan McDonald al 49′

Expulsados:
SAP: Manfred Ugalde
LDA: Alexander López

Amonestados:
SAP: Marvin Angulo, Yostin Salinas, Aubrey David
LDA: Marco Ureña, Adolfo Machado

Cuarteto Arbitral:
Central: Henry Bejarano
Asistente 1: Octavio Jara
Asistente 2: Douglas Zúñiga
Cuarto Árbitro: Juan Calderón

Ricardo Mora

Periodista, estadígrafo y analista deportivo con experiencia en programas de radio, televisión y medios web. Con diversas coberturas de eventos locales e internacionales a su haber, se enfoca en el análisis de los mismos, pero sin dejar de lado la pasión que siente por el deporte.
Back to top button
Close
A %d blogueros les gusta esto: