Club Sport HeredianoDeportivo SaprissaDestacadoFedefutbolGuadalupe FCLiga ProméricaLimón Futbol ClubMunicipal GreciaUNAFUT

Érase una vez… en la UNAFUT

Ayer la UNAFUT en reunión extraordinaria tomó la decisión definitiva de darle los puntos a Guadalupe, Limón y Saprissa

Foto: Prensa Municipal Grecia

En reunión extraordinaria que se efectuó a las 5:00pm en la oficina de la UNAFUT en el Estadio Nacional, se acordó que los partidos que el Municipal Grecia tenía pendientes a causa de la suspensión de su licencia por parte del Comité de Licencias de la Federación Costarricense de Fútbol no se llevarán a cabo por lo que los puntos en definitiva se le adjudicarán a Guadalupe, Limón y Saprissa respectivamente.

Si nos ponemos a ver esta historia como tal, es digna de la cabeza de uno de los genios cinematográficos más grandes del celuloide moderno: Quentin Tarantino. El reconocido director de películas como Bastardos sin Gloria, Kill Bill, Pulp Fiction, Django sin Cadenas, entre otras, tiene un estilo muy particular de contar las mismas por medio de capítulos, algo que llama mucho la atención de su público.

Sin más veamos esta historia bajo una posible perspectiva del multifacético director:

Capítulo 1: Toma de Control

Toda esta historia empezó cuando Fuerza Herediana adquirió dos de las tres porciones del queque administrativo de Grecia. El resto es ya conocido. Foto: Luis Estrada.

El 15 de enero del presente año, Fuerza Herediana, adquirió el 67% de las acciones del Municipal Grecia para tener control mayoritario del equipo tras comprarlas a Allan Alemán y Cristian González. Esto fue con el fin de sacar de la crisis económica que pasaba el club. El otro 33% pertenecía al Gerente Deportivo del club, Fernando Paniagua.

La idea de esto, además de sacar de los apuros económicos al equipo era tener control sobre el mismo por un lapso de diez años en donde se hizo evidente el traslado de jugadores florenses al occidente del país, Aldo Magaña el mejor ejemplo. Nadie decía nada al respecto, sin embargo, entrado febrero algo ocurrió que lo cambió todo.

Capítulo 2: La Sanción de Oficio

Precisamente ante los guadalupanos fue que empezó la vorágine de partidos «perdidos» en la mesa por la suspensión de su licencia. Fotografía: Prensa Municipal Grecia

El 5 de febrero, horas después del 5-1 de Alajuelense sobre Grecia en el Morera Soto, se le suspendió de oficio la licencia al Municipal Grecia por medio del Comité de Licencias de la Fedefutbol. El Comité entró en un estado de “Cero Tolerancia” ya que no sólo al club se le sancionó con la licencia, sino el José Joaquín Colleya Fonseca de Guadalupe, donde es casa el que iba a ser su rival la fecha siguiente, Guadalupe FC.

Días después, los guadalupanos recuperaron su licencia del reducto, mas no los griegos, que no se decía exactamente por qué fue que se le quitó la misma. Si aplicábamos parámetros, la situación similar anterior fue la de Limón FC en diciembre pasado.

Tras esto, Fuerza Griega empezó a correr para que se le levantara la suspensión cuanto antes, sin embargo, Licencias mantenía la misma ya que le faltaban varios requisitos al equipo. Esto conllevó a lo siguiente.

Capítulo 3: Repartición de puntos

A causa de no poder levantar la sanción, el 13 de febrero, el Municipal Grecia perdió en la mesa los puntos del partido ante Guadalupe bajo orden del Consejo Director de la UNAFUT bajo el argumento de la no presentación del club al juego en Goicoechea.

Teniendo en cuenta que el día anterior tenía encuentro ante el colero Limón FC, el Consejo Director decidió que estaría dando los puntos a los caribeños el día martes 18 de febrero en sesión ordinaria del Consejo.

Con ese inconveniente encima, volvieron a correr para tener todo en regla para jugar el domingo siguiente ante Saprissa, pero tampoco pudieron resolverlo por lo que era cuestión de tiempo que también perdería esos puntos, aunque con la llegada de Jorge Alarcón a la parte dirigencial del equipo, las cosas cambiaron.

Fernando Paniagua quien hasta hace pocos días fue el Gerente Deportivo de Grecia y parte del tridente apoderado de «Fuerza Griega» tuvo que dejar su cargo para que el club tuviera de nuevo su licencia. Foto: Steban Castro

Capítulo 4: Recuperación con sangre

Con Alarcón como asesor del equipo, se llegó a la conclusión de aplicar un adagio estadounidense llamado “Back to Basics”, el cual haciendo la traducción es volver a las raíces. Los griegos volvieron a lo que fueron antes, una Asociación Deportiva. Gracias a esto, Fuerza Griega ya no era parte del equipo y Fernando Paniagua dejó su cargo como Gerente Deportivo, situación que Licencias de Fedefutbol vio con buenos ojos y les levantó la suspensión.

Pero esto no podía irse sin dejar sangre en el camino, muy al estilo de Django en la escena del tiroteo. Esa misma noche, el Consejo Director en sesión ordinaria acordó darle los puntos a limonenses y morados por la “no presentación” de Grecia a los partidos mencionados.

Ahora era cuestión de recuperar terreno, sobre todo, esos partidos ya que, en su posición incómoda en la tabla, necesitaba más que nunca, tanto así que encontró un rayo de luz.

Capítulo 5: Competición vs Consejo

En un giro inesperado de eventos, así lo llaman en las películas, el Comité de Competición decidió, el sábado 22 de febrero, dar marcha atrás a la decisión del Consejo Director y decidió que se le reprogramaran los tres partidos a Grecia ante Guadalupe, Limón y Saprissa.

Esto confirmó el caos dirigencial que padece la UNAFUT por lo que se tuvo que esperar hasta el lunes 24 de febrero para una decisión definitiva en sesión extraordinaria del Consejo en el Nacional.

Capítulo 6: Una respuesta definitiva

El 24 de febrero se dio a conocer un par de detalles que son de vital importancia para el desenlace de esta historia. El Presidente del Comité de Competición Luis Guillermo Alán fue destituido de su cargo con el argumento que un hijo suyo, el volante Guillermo Alán, forma parte del primer equipo de Grecia. Esto incidió en las decisiones de Competición.

Con Alán fuera, en la tarde en la sesión extraordinaria se decidió de forma definitiva que los tres puntos para guadalupanos, caribeños y tibaseños se mantendrían en sus bolsas y que no habrá forma de reprogramar los juegos, terminando así esta obra.

Si bien es cierto, es un largo trayecto al desenlace definitivo, sin lugar a dudas, a alguien como Quentin Tarantino estas historias encajan con su estilo, por lo que el título de “Érase una vez… en la UNAFUT” es perfecto para esta historia.

Ricardo Mora

Periodista, estadígrafo y analista deportivo con experiencia en programas de radio, televisión y medios web. Con diversas coberturas de eventos locales e internacionales a su haber, se enfoca en el análisis de los mismos, pero sin dejar de lado la pasión que siente por el deporte.
Back to top button
Close
A %d blogueros les gusta esto: