Deportivo SaprissaDestacadoLiga ProméricaUNAFUT

¿Es acaso este veto a la Ultra el definitivo?

En comunicado de prensa, los morados vetaron a la barra del sector sur del Ricardo Saprissa

Esta tarde el Deportivo Saprissa por medio de sus redes sociales anunciaron el veto a la barra parcializada de los morados, la «Ultra Morada», debido a los bochornosos actos de violencia que dieron lugar en el Clásico Nacional en horas de la tarde entre mismos miembros de la barra y la Fuerza Pública.

Sin duda es una medida ejemplar, no sólo para la afición futbolística del país, sino para los clubes mismos, quienes en menor medida aún permiten la entrada de las barras locales a los estadios. La decisión fue aplaudida prácticamente de forma generalizada.

Eso ya se ha visto

Esta medida extrema parece que es algo nuevo en el mundillo del fútbol local, sin embargo, y retomando la frase del ex-beatle, George Harrison, en Los Simpsons que decía «Eso ya se ha visto», haremos un recopilatorio de la anterior ocasión en que la directiva intentó eliminar a la barra organizada creada el 23 de abril de 1995.

Corría el año 2000, y para ese entonces, la Ultra escenificó diferentes actos de violencia ante otras barras, e incluso transeúntes, quienes se vieron afectados por una de las etapas delictivas más altas de la barra. Fue el 31 de julio del 2000 cuando el, en ese entonces, presidente del Saprissa, Bernardo Méndez, determinó la eliminación de la Ultra debido a los constantes delitos bandálicos de la barra.

«La sola presencia de la barra ya es motivo de violencia» expresó Méndez en ese momento de la eliminación, que se suponía definitiva, de la Ultra Morada. Sin embargo, da la casualidad que la barra siguió llegando al estadio, tanto local como visitante, sin importar dicha eliminación.

La gota que rebalsó el vaso

Este fue el comunicado de prensa que emitió el club oficializando el velo a la barra organizada morada desde 1995. Foto: Prensa Saprissa.

El momento de total hastío colectivo con la barra en Tibás pasó en el Clásico pasado que terminó empatado a un gol. La gradería sur parecía una verdadera zona de guerra con acción muy cruda en la que, primero entre sus miembros denotando una evidente guerra civil en el seno de la Ultra, y luego con Fuerza Pública y seguridad privada, dejando una horrible imagen no sólo en nuestra tierra, sino fuera de ella (ESPN estaba transmitiendo el juego).

Cánticos del resto de la afición con el «Fuera, Fuera» fueron el detonante para que la directiva morada decidiera expandir su zona familiar en Sol Sur cubriendo de forma completa dicha gradería, y de paso, eliminando todo acceso a la Ultra a «La Cueva».

Ahora bien, habrá que esperar en los próximos días si dicho veto se cumple y de forma definitva la barra organizada hace 25 años llega a su fin, o si lamentablemente ocurre lo sucedido en el 2000 cuando la Ultra siguió llegando al reducto de San Juan del Murciélago.

Ricardo Mora

Periodista, estadígrafo y analista deportivo con experiencia en programas de radio, televisión y medios web. Con diversas coberturas de eventos locales e internacionales a su haber, se enfoca en el análisis de los mismos, pero sin dejar de lado la pasión que siente por el deporte.
Back to top button
Close
A %d blogueros les gusta esto: