Destacado

¡Una pared que vale oro!

Jimmy Marín fue el héroe florense en Tegucigalpa. Foto: Diario Diez


El Club Sport Herediano supo sufrir ante un equipo emocional, que fue con más corazón que con fútbol, los florenses evitaron el vuelo del águila en su propio nido.

Los locales se pusieron arriba en la primera etapa, al cierre, gracias a un extraordinario centro de Kevin López y a una definición de ‘’killer’’ de Rubilio Castillo.

Las jugadas más vibrantes vendrían en el complemento, el Motagua encerró a los de Jafet Soto con el empuje de su afición, a raíz de eso llegaría el empate, un pase milimétrico de Matías Galvalis terminaría en otra culminación brillante de Rubilio Castillo; el punta hondureño remató cruzado para colocar el 2-2 global.

El Motagua parecía allanar su camino, había notable mejoría en cuanto al traslado de la pelota, sin embargo, cuando mejor jugaba, surgió el desequilibrio de Jimmy Marín y el talento de José Guillermo Ortiz para juntos, forjar una pared milagrosa, perfecta y que vale un título que hace 97 años no se festejaba en la provincia de las flores.

Además, los jugadores Leonel Moreira, Jimmy Marín y Yendrick Ruiz fueron premiados como: Mejor portero, Jugador revelación y Mejor jugador del torneo.

Back to top button
Close
A %d blogueros les gusta esto: