CONCACAF Nations LeagueDestacadoSelecciones Nacionales

El estilo del rival al que hay que someter

Un desglose del estilo de juego de Curazao, rival de la Tricolor

La Selección Nacional tendrá su regreso al Alejandro Morera Soto a cumplir su segundo juego de la Liga de Naciones de la Concacaf ante su similar de Curazao en el último juego de la Fecha FIFA del mes de octubre.

Este partido es de suma importancia si se quiere avanzar al Final Four de la Liga ya que el empate ante Haití en Bahamas obliga aún más la victoria en casa y sacar la victoria como mínimo en la vuelta a Willemstad para asegurar el boleto a la misma.

Someter a Curazao

El Director Técnico de la Mayor, Ronald González, fue claro en la conferencia de prensa post-partido del empate en Nassau en que al ser locales Costa Rica debe someter a Curazao ya que el equipo juega bien en su feudo.

Son palabras con mucho sentido, sin embargo, analizando los últimos 6 juegos de Curazao, en específico los cuatro de la pasada Copa Oro y los dos ante Haití por este torneo, nos damos cuenta de detalles sumamente interesantes y que deben ser estudiados a fondo, y forma también.

Estilo de juego de Curazao

La Selección de Curazao como todo equipo del Caribe basa su juego en fuerza y velocidad. Algo nada nuevo para los representativos de la zona. Eso lo convierte en una escuadra de cuidado. Y más si se le suma que llevan 3 años con el actual entrenador Remko Bicentini, sucesor del exgoleador holandés Patrick Kluivert. En ese lapso, Kluivert un año antes, pero sobre todo Bicentini sentaron las bases para el esquema y estilo de juego de los caribeños.

Pero a fin de cuentas ¿cómo juega Curazao? Pues tiene su respuesta y basada en esos últimos partidos en dos esquemas altamente funcionales, y sobre todo, tácticamente hablando.

El 4-2-3-1 y sus derivados:

Los de las Antillas juegan usualmente con el 4-2-3-1, utilizada en 5 de los 6 juegos mencionados, en el cual en modo defensivo logran que los dos contenciones acompañen a la zaga para formar casi una línea de 6 jugadores, de los 3 medios ofensivos, se queden dos atrás para que el mediapunta y el atacante sean quienes generen la ofensiva por medio de contragolpes sumamente efectivos o en su defecto, jugadas a balón parado o centros al área (Honduras es el más claro ejemplo de ello).

En ofensiva, cuando llegan a tener el balón, ese 4-2-3-1 perfectamente puede convertirse en un 4-3-3 aprovechando su velocidad por las bandas haciendo muy difícil un mano a mano ante ellos por su potencia y velocidad.

Ese 4-2-3-1 también se puede reconvertir perfectamente en un 4-1-4-1, formación que usó ante El Salvador por Copa Oro, en la que uno de los contenciones pasa a línea media de 4 por detrás del punta, formando el mismo trivote pero con una vocación más ofensiva, o más de presión en salida para que el 4-3-3 sea realmente efectivo en el intento de recuperación de balón para el rival.

El 3-5-2 y sus derivados:

El 3-5-2 lo utilizó ante Haití en Willemstad el mes pasado por la Liga de Naciones de la Concacaf. Aquí lo que hizo, de forma muy brillante fue poner a cuatro atacantes, dos de ellos extremos, ponerlos a “volantear” acompañando al trivote mencionado en el dibujo anterior. Esto genera una presión alta que puede ser asfixiante ante equipos que tienen problemas en salida o que incita al error del contrario. En ese caso, ese 3-5-2 se reconvierte en un curioso 3-3-4 que bloquea toda salida del rival con balón en pies.

Ya en vocación ultra defensiva, perfectamente puede pasar al 5-3-2 donde los extremos mencionados deben tener la disciplina para defender a toda costa su espacio para que los balones rivales no pasen y así evitar el peligro en su marco.

Puntos fuertes:

Curazao maneja además de la potencia y velocidad, una disciplina táctica que se está volviendo una tendencia en el Caribe. Equipos ordenados atrás con una defensa férrea en la que no dan muchos espacios para generar juego de pie a pie, ejemplo de ellos que recibieron 4 goles en los últimos 6 juegos. Gracias a eso y a la efectividad de sus delanteros, los isleños sacaron puntos tan importantes como históricos en estos últimos años.

Puntos débiles:

Curazao no es un equipo goleador. Así de simple. En esos partidos, los del Caribe apenas marcaron 4 goles. Ya como dato estadístico, llevan ya 7 juegos sin marcar más de un gol. La última vez fue en el torneo amistoso Kings Cup en Tailandia donde ganaron 3-1 a India.

Sus partidos, basado en la tendencia de estos últimos meses, el partido se define por un gol, sea propio o en contra, o ambos. Eso podría ser un problema porque a pesar que logró empatar 2 de los 6 juegos, no ha podido tener la capacidad de remontar los mismos.

¿Cómo romper una defensa así?

Decía muy acertadamente César Luis Menotti, Campeón del Mundo con la Argentina en 1978, que las pequeñas sociedades es algo que en definitiva puede conformar un gran equipo. Formando varias de ellas se puede generar una armonía en el conjunto que su sincronización se complete con alguien denominado “el socio de todos”.

En este caso Costa Rica tiene una tarea importante. Es generar las pequeñas sociedades para poder romper el esquema defensivo. Hablar de los Fuller con Campbell o los Oviedo y Leal, los Cruz y Borges incluso los Flores y Ortiz. A esto nos referimos como pequeñas sociedades.

También y no menos importante, el jugar con balón en pies. El toque en corto es un arma de gran importancia para quebrar la defensa rival. Eso sí, el mismo debe ser con mucho criterio ya que tocar por tocar cambiando de frentes tampoco es una solución adecuada.

Si hablamos de un esquema adecuado, podría ser o el 4-2-3-1, el 4-1-4-1 o el 4-4-1-1 donde el segundo delantero en el caso del 4-4-1-1 sea alguien que baje a luchar por los balones y así nutrir al punta para crear opciones de gol.

Importante va ser: la paciencia y la efectividad. A equipos así hay que desarmarlos con toques al pie en las mencionadas pequeñas sociedades para que sea más expedito la llegada a marco rival, y lograr las anotaciones para ganar los tres puntos.

Posible once en cualquiera de los casos: Keylor Navas, Kendall Waston, Óscar Duarte, Keysher Fuller, Ronald Matarrita, Allan Cruz, Celso Borges, Randall Leal, Dylan Flores, Joel Campbell y José Guillermo Ortiz.

Datos previos del juego:

1-Costa Rica no jugaba en Alajuela desde el 4 de febrero del 2007 ante Trinidad y Tobago. El resultado fue favorable para la Sele de 4-0.

2-La última vez que Costa Rica cayó en el Morera Soto fue aquel doloroso 2-5 ante Honduras el 18 de agosto del 2004.

3-Balance ante caribeños en el Morera Soto: 5J con 4G y 1E. Marcó 13 goles y recibió 2 tantos.

4-Balance contra Curazao (tomar duelos contra Antillas Holandesas): 21J con 14G-3E-4P.

5-Costa Rica no vence a Curazao desde el 27 de noviembre de 1969 en la Sabana. El marcador fue de 2-1.

Back to top button
Close
A %d blogueros les gusta esto: